¿Cómo nos influyen las huelgas en los aeropuertos?

Este verano volverá a haber vagas, anulaciones y retrasos a los aeropuertos, debido a las protestas de los trabajadores, que aprovechan la época con más tránsito aéreo para hacer presión encima las empresas y hacer sentir las reivindicaciones. Dos empresas se encuentran en conflicto ahora mismo: Vueling y Ryanair. Por otro lado, ayer Enaire, la empresa que controla el tránsito aéreo, acabó las conversaciones de negociación con el sindicato de controladores (USCA), después de haber llegado a un pre-acuerdo. Hasta el 2023 habrá 96 nuevas contrataciones al aeropuerto del Prat y en el centro de control de Gavà, del total de 420 de todo el estado español.

Con la convocatoria de huelga sobre la mesa, el sindicato de controladores dijo en abril que la plantilla era insuficiente. El cambio de gobierno al estado español ha permitido de encaminar las negociaciones entre la empresa y el sindicato. El pre-acuerdo firmado tendrá que contar con el visto bueno de los ministerios de Fomento y de Hacienda españoles, pero también de los trabajadores, que se reunirán viernes en asamblea. Los controladores lamentan que la media de edad de la plantilla sea alta, pero sobre todo dicen que en el aeropuerto de Barcelona han aumentado mucho los vuelos estos últimos cuatro años.

¿Vacaciones de verano arruinadas?

El tránsito aéreo de los meses de julio y agosto es una quinta parte del total, debido al turismo. Aeropuertos como los del Prat (Barcelona), Son Santjoan (Palma), Alicante-Elche, Manises (Valencia) e Ibiza son los que acumulan más quieres y más pasajeros de los quince que hay en total. Los retrasos casi se han triplicado, debido a la huelga de controladores franceses, entre más razones.

Los pilotos negocian con Vueling

International Airlines Group (IAG), que junta Vueling, Ibèria y más marcas y franquicias, tanto del estado español como de Irlanda y el Reino Unido, ha establecido una negociación con los pilotos. Vueling tiene pendiente de firmar un nuevo convenio profesional. Hasta ahora los puntos principales de conflicto eran la planificación de horarios, la conciliación y la equiparación de salarios con compañías rivales, como por ejemplo Ryanair y Easyjet. Las posiciones se han acercado hasta el punto que el sindicato de pilotos (Sepla) ya ha descartado la huelga.

La única huelga, la de Ryanair

La única empresa donde es posible que haya huelga es Ryanair, debido a un conflicto con cinco mil trabajadores de cabina de todo Europa. El sindicato Cabin Crew Union (CCU) ha anunciado una huelga a final de julio o comienzos de agosto. El sindicato se reúne estos días con la empresa en Dublín por primera vez. Dentro de Ryanair, también los pilotos tienen las negociaciones del convenio congeladas. Los perjuicios más importantes del verano serán, pues, previsiblemente en los vuelos de Ryanair, a los aeropuertos de Alicante, Barcelona, Castelló, Ibiza, Girona, Menorca, Palma, Reos, Valencia, Perpiñán y el Alguer.